NORMATIVA DEL HUERTO

13 11 2012

 

4. NORMATIVA BÁSICA

 

 

 

Las personas adjudicatarias del uso de los huertos sociales, vendrán obligadas al cumplimiento de las siguientes condiciones, en relación con la utilización de los mismos:

 

4.1 Cultivos admitidos.

 

Se admiten los cultivos siguientes:

 

1) Plantas comestibles de tradición hortícola.

 

2) Plantas de flor, aromáticas y medicinales.

 

3) Plantas forestales para reforestación, de menos de 2 años y en contenedores/espacios que eviten su arraigo en el huerto.

 

 

 

4.2 Normas de agricultura ecológica.

 

Tratando de entroncar esta actividad con los métodos tradicionales de labranza, pero sin renunciar a nuevos conocimientos y técnicas que se preocupan del medio ambiente, la agricultura a desarrollar será ecológica. Se prescinde por tanto de productos químicos, entendiendo como tales, en oposición a los productos “naturales”, aquellos productos, simples o complejos, obtenidos a partir de: a) productos naturales por tratamiento químico, b) síntesis química, sea parcial o no.

 

En consonancia con este modo de entender las cosas, en el uso de los huertos sociales se tendrán en cuenta las siguientes normas de la agricultura ecológica:

 

1) Con relación a los fertilizantes:

 

A) No se podrán usar:

 

a) Abonos orgánicos de síntesis, ni mantillos elaborados con productos contaminados con pesticidas y herbicidas.

 

b) Abonos minerales (nitrogenados, fosfatados, potásicos, magnésicos, etc.) obtenidos por procedimientos químicos.

 

B) Quedan autorizados:

 

a) Los abonos procedentes de humus de lombrices, los estiércoles compostados (entendiendo el compostaje como un proceso de fermentación aeróbica), abonos verdes y restos de cosechas perfectamente descompuestos, así como los compost elaborados a partir de residuos no contaminados.

 

b) Los abonos minerales de origen natural (fosfatos naturales molidos, polvos de silíceas, calizas molidas, dolomitas, etc).

 

2) Con relación a los tratamientos fitosanitarios:

 

A) No se podrán usar:

 

Insecticidas, fungicidas, acaricidas ni otros productos procedentes de la síntesis química.

 

B) Quedan autorizados:

 

a) Los tratamientos preparados a base de sustancias naturales minerales, vegetales o animales (caldo Bordelés, caldo Borgoñés, jabón potásico, nicotina, rotenona, azufre, peritrina, etc.)

 

b) Los distintos preparados a base de plantas (maceraciones, infusiones, decocciones, etc.)

 

3) Con relación a las hierbas adventicias o mal denominadas “malas hierbas”:

 

A) No se podrán usar: Herbicidas químicos de síntesis.

 

B) Queda autorizada: La utilización de los métodos biológicos para el control de hierbas competidoras (acolchado, escarda manual, aproximación de cultivos, cultivo en bancal profundo…).

 

4) Con relación a las semillas y las plantas:

 

A) No se podrán usar:

 

a) La utilización de plantas, raíces, bulbos y tubérculos tratados con productos químicos de síntesis para su preparación o conservación.

 

b) La utilización de semillas tratadas con productos químicos sintéticos después de su recolección.

 

B) Queda autorizada:

 

a) La utilización de hortalizas, raíces, bulbos, tubérculos y semillas que proceden de la agricultura biológica.

 

b) La utilización de productos, que, aunque procedentes de cultivos convencionales, no hayan sido tratados con productos químicos de síntesis.

 

Para resolver cualquier duda de los hortelanos adjudicatarios de las parcelas sobre la idoneidad de las semillas y plantas, los tratamientos fitosanitarios y/o los fertilizantes podrán dirigirse a aquellas personas que la Asociación Retama designe.

 

 

 

4.3 Normas de uso.

 

1) Cada usuario de los huertos sociales, deberá tener en cuenta la organización común que se dé al conjunto de la comunidad de hortelanos, respetando las normas aquí contenidas y siendo responsable de la parcela adjudicada. El usuario deberá hacer frente a la parte proporcional de agua y luz que se gaste, mediante cuota trimestral que habrá de pagar del 1 al 10 del inicio de cada trimestre.

 

2) El comportamiento de los hortelanos deberá ser adecuado y respetuoso tanto con el resto de los hortelanos adjudicatarios, como con el personal municipal u otras personas. Así mismo deberán respetarse todos los bienes y elementos que integran o se hallen en el espacio destinado a los huertos sociales.

 

3) Podrá determinarse en cada momento qué mecanismos de riego se podrán implementar y utilizar los usuarios de los huertos sociales, que siempre será a costa de éstos, así como el consumo de agua que realicen. También se fijarán, si se estima oportuno, limitaciones al consumo de agua en épocas de sequía.

 

4) Las parcelas deben mantener su superficie original y ser atendidas correctamente. Su deterioro o abandono dejará sin efecto la autorización de uso de la parcela. Se considera abandono de la parcela el no cultivarla, el no recoger la cosecha y que, a 1 de mayo de cada año, no haya signos evidentes de preparación de la parcela para el cultivo.

 

5) Los usuarios depositarán los residuos orgánicos generados por la explotación hortícola en el lugar centralizado que se determine por el o en pequeños composteros en cada parcela.

 

6) Tras su uso, los aperos de labranza quedarán debidamente recogidos y depositados en alguna estructura tipo baúl en la parcela de cada usuario o podrá llevárselos si cree así más efectiva su custodia. Si más adelante el la Asociación Retama instalara una caseta removible en la zona de uso común, los adjudicatarios podrán optar por dejarlas en la misma y en cualquiera de las opciones bajo su responsabilidad. Para los aperos de labranza comunales, se establecerá un régimen de reservas para  poder asegurar su uso por parte de todos los usuarios.

 

7) No podrán construirse casetas, porches o invernaderos, asimismo tampoco podrán instalarse composteros, depósitos, túneles sobre surco, semilleros u otras infraestructuras en las parcelas adjudicadas que superen 1,10 m de altura y se homogeneizará y camuflará su apariencia. Se cuidará que estas instalaciones no den sombra a las parcelas colindantes. Tampoco se podrá instalar en las parcelas ninguna otra instalación ajena al huerto, como barbacoas, mesas y sillas, etc., ni depositar en las mismas materiales ajenos al huerto.

 

No se permite la entrada al recinto donde se enclavan los huertos sociales a cualquier tipo de vehículo, salvo los específicamente destinados a uso agrícola y por el tiempo indispensable para la realización de las correspondientes labores.

 

No se permite la plantación o cultivo de plantas psicotrópicas.

 

8) Queda prohibido hacer fuego en la parcela.

 

9) En la primera fase de este proyecto, La Asociación Retama podrá modificar, ampliar o derogar, si procede, las normas de uso de las parcelas con el propósito de mejorar el funcionamiento de los huertos sociales, lo que se notificará a los hortelanos adjudicatarios con la antelación suficiente para no interferir en sus labores propias. En una segunda fase esta labor corresponderá a la Asamblea o Comisión gestora que se cree, para asegurar la autogestión del huerto.

 

10) Los productos de la actividad en los huertos sociales serán destinados al autoconsumo.

 

11) El horario de trabajo en las parcelas cedidas será desde una hora antes de salir el sol, hasta una hora después de su puesta, de lunes a domingo.

 

12) Se establecerá un horario de Ayuda y Formación al hortelano, en la que la Asociación Retama coordinará las labores, formará y orientará a los hortelanos en el uso de la parcela.

 

13) Para las labores de riego no se establece horario, fuera del que acuerden el conjunto de adjudicatarios.